Consejos para pagar una deuda rápido

En algunos casos salir de una deuda no es tan fácil. Debes conocer los puntos positivos y negativos que se requiere para optar por un préstamo. El principal aspecto a considerar en el momento de adquirir un crédito es la responsabilidad y el compromiso para cancelar cada cuota en la fecha indicada.

Compromiso de cancelar:

Recuerda que los pagos a tiempo hacen que tu deuda disminuya. Intenta pagar más de la cuota mínima para destinar más saldo y terminar cancelando antes de lo previsto. No esperes a fin de mes para tener el pago, puedes abonar antes de la fecha prevista. Esto evita que tengas gastos de improvisto.

Registra tus gastos:

Divide y clasifica tus gastos en grupos para hacer a un lado los imprescindibles. Cualquier gasto que puedas evitar servirá para eliminar mucho más rápido tu deuda. Organiza los gastos importantes como prioridad.

 Calcula tu deuda:

Toma todas tus cuotas para saber cuál es el monto total de la deuda. Anota la cantidad de tus fuentes de ingreso para saber cuánto dinero recibes en total y cuanto tienes que excluir para las cuotas de pago.

 Opte por un monto que pueda pagar:

Toma en cuenta el límite del monto a cancelar para asegurar que puedes pagar periódicamente una cuota fija. Debes producir mucho más dinero del que gastas. Compara diferentes opciones de pago para no excederte del tiempo previsto que pueda generar más intereses en la deuda.

 Elabore pagos adicionales:

Haga pagos adicionales a las cuotas previstas, acorte la cantidad de intereses abonando el máximo que pueda entre las fechas de pago para disminuir el costo total de la deuda.

 No aumentes la deuda:

En el proceso de pago evita seguir aumentando tu crédito. No pidas más de lo que debes para cancelar, empieza pagando las deudas que generen más intereses. No gastes más dinero del que necesitas. Gastos imprescindibles pueden retrasarte con los pagos y aumentar tu tasa de interés. Lo que puede alargar el pago total de la deuda.

 No aplaces los pagos:

Es de mucha importancia cumplir con el plazo que se haya establecido, de lo contrario tu deuda no desaparecerá solo se acentuará creando intereses de atraso más elevados. Lo que aumenta el monto total y terminas pagando mucho más de lo que recibes.

Justifica el gasto:

Acorta tus gastos y aumenta tus ingresos, lo más factible es contar con tiempo libre para generar una fuente de ingresos extra que ayude a consolidar la deuda. No gastes todo, invierte parte del dinero para que no pierdas capital y te ayude como base a cancelar la misma deuda.

No te desesperes:

Hay deudas que no parecen tener fin, pero con sencillos pasos organizados podrás cancelar a tiempo cada cuota para dejarlas atrás. Puede que no soluciones en un día pero si organizas los puntos claves lograras salir de ella. Evita gastar compulsivamente y aprende a administrar tus gastos. Traerá tranquilidad a tu vida y podrás hacer el mismo esfuerzo para generar tu propio dinero.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *