El perfil ideal para ser un buen deudor

Empezamos acotando que el fundamento de la deuda es de temple voluntario, es decir, que el deudor dispone autónomamente responsabilizarse al reembolso de dicha obligación.

El deudor es principalmente quien decide adquirir un préstamo o hipoteca a una entidad bancaria para solventar sus gastos. Independientemente de cual sea el fin para ello.

Se debe empezar por la situación, ya que no todos los deudores son idénticos. Principalmente se debe elaborar información para indagar sobre cada deudor en materia de responsabilidad, solvencia, historial de pagos, endeudamiento.

Así se puededeterminar con qué patrón de cliente se está tratando.

Fortuitos:

Son quienes no cumplen con los pagos en las fechas propuestas.

Intencionales:

Estos están en carácter de pagar pero no lo hacen.

Negligentes:

No tienen propósito de cancelar ninguna de sus cuotas, ni siquiera de conocer cuál es su saldo pendiente.

Circunstanciales:

Voluntariamente cierran el pago al manifestar fallas en los productos alcanzados.

El perfil de un buen deudor no debe contar con ninguno de ellos, debe ser responsable y capaz de asumir la obligación de cancelar al prestamista o entidad bancaria que le asigne el dinero.

A continuación proponemos los pasos para un perfil de buen deudor:

Un buen deudor es quien planifica por qué y para que necesita adquirir una deuda, teniendo claro cómo puede remunerar, en que tiempo y que beneficios le puede acarrear y que desventajas puede obtener con la deuda.

El perfil ideal cuenta con responsabilidades de carácter obligatorio para el pago de cada cuota de la deuda:

  • No obtener deudas para cancelar otras deudas, es decir, una cuenta sin pagar anteriormente no puede ser reembolsada con otra deuda. Ya que va generando intereses y en tal caso no podrás salir de ninguna.
  • Tomar en cuenta la cantidad de dinero que necesitas antes de realizar el préstamo, para no adquirir una deuda que no puedas pagar.
  • Determinar para que fin se va a emplear el préstamo, acordando que vaya a un destino fijo.
  • Si se va a emplear para fines comerciales, diagnosticar si va a producir las ganancias necesarias para el pago de cada cuota.
  • Ejecutar los pagos puntuales de los intereses, en la fecha que la entidad bancaria lo acorde.
  • Adelanta los pagos para abonar dinero al capital y de esta manera quedar con menos cuotas para solventar dicho préstamo.
  • Contar con un fiador o respaldo para cualquier situación inesperada, con el fin de poder liquidar dicha deuda.
  • Principalmente adquirir responsabilidad y honestidad antes de solicitar algún préstamo y obtener una deuda.

Esta serie de aspectos nos dan el patrón necesario para ser un deudor responsable y consumar la deuda del préstamo adquirido. Tomando en cuenta el compromiso necesario de cancelar a tiempo cada cuota para la obtención de cualquier otro préstamo; estableciendo confianza y seguridad para cualquier entidad bancaria a la hora de necesidades futuras.

La dedicación al trabajo y la intención personal de decidir salir de la deuda, con el compromiso de los pagos, es el perfil perfecto que un deudor pueda tener.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *