¿Es buena opción solicitar una hipoteca?

Una de las mayores incógnitas que tienen los solicitantes de este tipo de créditos hipotecarios es que si el mismo es una buena idea a largo plazo. En algunas ocasiones si el préstamo no cubre el deudor, éste debe perder la parte inmobiliaria que puso como garantía del préstamo.  Es por tal motivo, que se debe ser muy astuto y solicitar la accesoria financiera correcta antes de solicitar cualquier tipo de crédito hipotecario. En algunos casos si este procedimiento se realiza de la manera correcta es un tipo de préstamo muy rentable y que te dará acceso a una gran cantidad de dinero.

¿Qué es una hipoteca?

El principal factor antes de solicitar este tipo de crédito es tener claro en que consiste este tipo de préstamo financiero. Una hipoteca es un tipo de crédito en la cual el solicitante pone como garantía ante el acreedor una propiedad o bien inmueble para hacer constar que se compromete a cumplir con el pago de la misma.

Lo más común es solicitar ante el banco una solicitud de hipoteca para comprar una casa y dejar como garantía de la hipoteca el inmueble recién adquirido con el préstamo. De este modo podemos comprar una casa e ir pagándola a cuotas.

¿Qué tipo de hipotecas existen?

En términos generales, el tipo de hipoteca solicitable depende de varios factores, que son el tiempo a pagar, la tasa de interés y la variabilidad de los mismos. Los tres tipos de hipoteca que ofrecen los bancos o las entidades financieras son: fija, mixta y variable. En la mayoría de los casos el tipo de hipoteca que escogen los acreedores es la hipoteca a plazo fijo aunque esta no siempre sea la mejor de las opciones.

Hipoteca a plazo fijo

Este tipo de hipoteca establece que la cuota y la tasa de interés será la misma durante toda la vida del préstamo. De este modo el deudor deberá pagar la misma cantidad de dinero sin importar las variaciones del mercado, lo cual puede ser un arma de doble filo ya que el endeudamiento puede ser mayor al variar la rentabilidad en el mercado.

Hipoteca variable

Este tipo de hipoteca se considera como más rentable que la de plazo fijo porque el índice de pago se ajusta a los valores variables del mercado, este índice se aplica gracias a un índice de endeudamiento. De este modo las hipotecas de tipo variables varían el interés y el monto de la cuota a pagar dependiendo del comportamiento de este índice.

Hipoteca mixta

La hipoteca mixta combina los dos tipos de hipoteca anteriormente mencionados. En la hipoteca mixta el plazo de pago es variable mientras el monto de las cuotas es a plazo fijo.

En términos generales, la rentabilidad de una hipoteca va a depender de nuestra capacidad de endeudamiento y nuestras condiciones de pago. Es por eso, que lo más  inteligente es contratar la asesoría de un experto financiero para que nos ayude a solicitar el tipo de hipoteca que más se adapte a nuestras necesidades.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *