Skip to content

BNY Mellon espera un aumento de los ingresos por comisiones a partir de las subidas de tipos

enero 18, 2022


Dado que se espera que las tasas de interés aumenten este año, las perspectivas para Bank of New York Mellon y otros bancos de custodia parecen un poco más optimistas que hace unos trimestres.

Aunque las exenciones de tarifas del mercado monetario afectaron los ingresos por tarifas del cuarto trimestre de BNY Mellon, los ejecutivos dijeron que esperan que la presión sobre los ingresos por tarifas disminuya a medida que la Reserva Federal sube las tasas de interés. En la orientación proporcionada el martes durante la llamada de ganancias trimestrales de la compañía, los ejecutivos dijeron que esperan un crecimiento de los ingresos por tarifas para 2022 de alrededor del 7% con respecto al año pasado.

Los gerentes utilizan las exenciones de tarifas para mantener sus precios competitivos cuando las tasas de interés son bajas y el efectivo que está estacionado en deuda pública segura y de bajo rendimiento está obteniendo un rendimiento escaso. Un análisis a mediados de 2021 estimó que los bancos fiduciarios recortaron sus comisiones del mercado monetario hasta en dos tercios durante la pandemia de COVID-19. Es probable que eso cambie cuando la Reserva Federal suba las tasas, lo que se espera que haga a principios de marzo.

BNY Mellon registró $916 millones en exenciones de tarifas el año pasado, pero la directora financiera, Emily Portney, espera que esa cifra disminuya un poco más del 50 % en 2022.

Bloomberg

“Con el primer aumento de 25 puntos básicos, esperaríamos recuperar alrededor del 50% de las exenciones”, dijo el martes la directora financiera, Emily Portney. “Cuando se junta todo, esperaríamos que las exenciones de fondos del mercado monetario fueran un poco menos de la mitad de lo que realmente fueron en 2021”.

Ese pronóstico es un buen augurio para otros bancos fiduciarios como State Street en Boston y Northern Trust en Chicago, los cuales informarán sus resultados más adelante esta semana.

BNY Mellon registró $243 millones en exenciones de tarifas para el cuarto trimestre, un aumento del 4 % con respecto al trimestre anterior y un 81 % más con respecto al trimestre del año anterior. Para todo el año, la compañía registró exenciones de tarifas por $916 millones, en comparación con $337 millones en 2020.

Los ingresos por tarifas del cuarto trimestre aumentaron un 4 % con respecto al período del año anterior a $3200 millones, pero habrían aumentado un 9 % si se hubieran excluido esas exenciones de tarifas. Los valores de mercado más altos y los volúmenes de clientes impulsaron en gran medida el aumento de los ingresos por comisiones.

Tan pronto como en 2023, los criptoactivos podrían proporcionar a BNY Mellon una fuente significativa de ingresos, dijo Portney el martes en una entrevista con Bloomberg. La compañía de Nueva York se ha asociado con la firma fintech Fireblocks y está esperando más orientación de los reguladores sobre los fondos cotizados en bolsa respaldados por criptomonedas, dijo.

Durante el cuarto trimestre, los activos bajo custodia o administración en BNY Mellon aumentaron un 14 % hasta los 46,7 billones de dólares, y los activos bajo gestión aumentaron un 10 % hasta los 2,4 billones de dólares.

Los ingresos netos aumentaron un 15 % a 869 millones de dólares en el cuarto trimestre, impulsados ​​por mayores ingresos por comisiones. Las ganancias por acción de $ 1.01 aterrizaron en la estimación media de los analistas encuestados por FactSet Research Systems.

Con $ 677 millones, los ingresos netos por intereses se mantuvieron esencialmente sin cambios en comparación con el mismo trimestre de 2020, como resultado de tasas de interés más bajas sobre los activos que generan intereses.

Los gastos no relacionados con intereses aumentaron un 1 % a $2900 millones, en gran parte debido a los gastos de personal y las inversiones en infraestructura e iniciativas de eficiencia. Los gastos habrían aumentado un 6% de no haber sido por ciertos elementos extraordinarios, incluidas menores reservas para litigios, gastos por despido y cargos inmobiliarios, manifestó la compañía.

BNY Mellon se benefició de una sólida calidad crediticia en el cuarto trimestre. La compañía liberó $17 millones de su provisión para pérdidas crediticias, en comparación con $15 millones que reservó para pérdidas durante el mismo trimestre de 2020.





Source link