Consejos para pagar una deuda rápido

En algunos casos salir de una deuda no es tan fácil. Debes conocer los puntos positivos y negativos que se requiere para optar por un préstamo. El principal aspecto a considerar en el momento de adquirir un crédito es la responsabilidad y el compromiso para cancelar cada cuota en la fecha indicada.

Compromiso de cancelar:

Recuerda que los pagos a tiempo hacen que tu deuda disminuya. Intenta pagar más de la cuota mínima para destinar más saldo y terminar cancelando antes de lo previsto. No esperes a fin de mes para tener el pago, puedes abonar antes de la fecha prevista. Esto evita que tengas gastos de improvisto.

Registra tus gastos:

Divide y clasifica tus gastos en grupos para hacer a un lado los imprescindibles. Cualquier gasto que puedas evitar servirá para eliminar mucho más rápido tu deuda. Organiza los gastos importantes como prioridad.

 Calcula tu deuda:

Toma todas tus cuotas para saber cuál es el monto total de la deuda. Anota la cantidad de tus fuentes de ingreso para saber cuánto dinero recibes en total y cuanto tienes que excluir para las cuotas de pago.

 Opte por un monto que pueda pagar:

Toma en cuenta el límite del monto a cancelar para asegurar que puedes pagar periódicamente una cuota fija. Debes producir mucho más dinero del que gastas. Compara diferentes opciones de pago para no excederte del tiempo previsto que pueda generar más intereses en la deuda.

 Elabore pagos adicionales:

Haga pagos adicionales a las cuotas previstas, acorte la cantidad de intereses abonando el máximo que pueda entre las fechas de pago para disminuir el costo total de la deuda.

 No aumentes la deuda:

En el proceso de pago evita seguir aumentando tu crédito. No pidas más de lo que debes para cancelar, empieza pagando las deudas que generen más intereses. No gastes más dinero del que necesitas. Gastos imprescindibles pueden retrasarte con los pagos y aumentar tu tasa de interés. Lo que puede alargar el pago total de la deuda.

 No aplaces los pagos:

Es de mucha importancia cumplir con el plazo que se haya establecido, de lo contrario tu deuda no desaparecerá solo se acentuará creando intereses de atraso más elevados. Lo que aumenta el monto total y terminas pagando mucho más de lo que recibes.

Justifica el gasto:

Acorta tus gastos y aumenta tus ingresos, lo más factible es contar con tiempo libre para generar una fuente de ingresos extra que ayude a consolidar la deuda. No gastes todo, invierte parte del dinero para que no pierdas capital y te ayude como base a cancelar la misma deuda.

No te desesperes:

Hay deudas que no parecen tener fin, pero con sencillos pasos organizados podrás cancelar a tiempo cada cuota para dejarlas atrás. Puede que no soluciones en un día pero si organizas los puntos claves lograras salir de ella. Evita gastar compulsivamente y aprende a administrar tus gastos. Traerá tranquilidad a tu vida y podrás hacer el mismo esfuerzo para generar tu propio dinero.

 

Como conseguir un préstamo bancario

Entre las alternativas para solicitar un crédito la más común es para situaciones de emergencia, o por lo general para realizar algún negocio.

Es primordial antes de pedir un crédito saber si va a cubrir tu necesidad o si va a servir de base para lo que deseas desarrollar.

Todas las compañías bancarias adquieren clausulas obligatorias y tasas de intereses para ser cumplidas por sus acreedores.

Requisitos para conseguir un préstamo bancario

Documentos

Debes tener en cuenta que para solicitar cualquier tipo de préstamo, es indispensable poseer una cuenta bancaria en dicha entidad a la cual quieres hacer la solicitud. En caso tal de que no poseas cuenta bancaria; podrás aperturar y anexar la petición del crédito. Debes contar con tu cédula de identidad como documento principal y los requisitos que solicite la entidad bancaria.

Ingresos

Demuestra tus ingresos de permanencia laboral. Si eres trabajador independiente de igual manera necesitas justificar tus ingresos, con un balance de pagos o garantías. Debes demostrar a la entidad bancaria que tienes ingresos fijos para poder cancelar las cuotas que asignen.

Formulario

Completar los formularios propuestos por la entidad, aclarando el motivo por el cual solicitas el crédito, hacia donde va a ser asignado, y en cuantas cuotas estás dispuesto a cancelar el préstamo.

Primeramente al momento solicitar un préstamo es fundamental tener en cuenta todo lo que compromete. Determinar las tasas de interés de cada una de ellas, puesto que estas se modifican dependiendo de la asignación del préstamo (Si va a ser para gastos personales, para empresas, o microcréditos para inmobiliarias)

Tipos de préstamo

Debes considerar que tipo de préstamo necesitas, para tomar en cuenta las medidas para el reintegro a la entidad bancaria que lo apruebe.

Comercial preferente:

Designado a la compra y venta de bienes y servicios para tareas rentables y comerciales.

Productivo:

Funciones de capital, o construcción. Entre ellos la remodelación del hogar.

Consumo prioritario:

Para negocios de compra de bienes y servicios que no son vinculados con la función productiva o comercial. Dirigido a compra de vehículos para uso personal, o artículos de hogar.

Adquisición común:

Designados a la obtención de vehículos livianos para la comercialización y venta.

Inmobiliario:

Para la compra de domicilios, remodelación de viviendas, restauración, levantamiento, o mejoramiento de la estructura de las viviendas. Así como para la adquisición de tierra o parcelas para la construcción.

Asegurarse también en los documentos que se firman, la solicitud del crédito y el pago. Todo donde el individuo firma que acepta la ley del cumplimiento del compromiso que está adquiriendo con la entidad bancaria.

Finalmente la cotización o valoración del crédito es aprobada por un analista y transferida a la entidad bancaria, donde es cedido al propietario de la cuenta que solicitó el préstamo.

El perfil ideal para ser un buen deudor

Empezamos acotando que el fundamento de la deuda es de temple voluntario, es decir, que el deudor dispone autónomamente responsabilizarse al reembolso de dicha obligación.

El deudor es principalmente quien decide adquirir un préstamo o hipoteca a una entidad bancaria para solventar sus gastos. Independientemente de cual sea el fin para ello.

Se debe empezar por la situación, ya que no todos los deudores son idénticos. Principalmente se debe elaborar información para indagar sobre cada deudor en materia de responsabilidad, solvencia, historial de pagos, endeudamiento.

Así se puededeterminar con qué patrón de cliente se está tratando.

Fortuitos:

Son quienes no cumplen con los pagos en las fechas propuestas.

Intencionales:

Estos están en carácter de pagar pero no lo hacen.

Negligentes:

No tienen propósito de cancelar ninguna de sus cuotas, ni siquiera de conocer cuál es su saldo pendiente.

Circunstanciales:

Voluntariamente cierran el pago al manifestar fallas en los productos alcanzados.

El perfil de un buen deudor no debe contar con ninguno de ellos, debe ser responsable y capaz de asumir la obligación de cancelar al prestamista o entidad bancaria que le asigne el dinero.

A continuación proponemos los pasos para un perfil de buen deudor:

Un buen deudor es quien planifica por qué y para que necesita adquirir una deuda, teniendo claro cómo puede remunerar, en que tiempo y que beneficios le puede acarrear y que desventajas puede obtener con la deuda.

El perfil ideal cuenta con responsabilidades de carácter obligatorio para el pago de cada cuota de la deuda:

  • No obtener deudas para cancelar otras deudas, es decir, una cuenta sin pagar anteriormente no puede ser reembolsada con otra deuda. Ya que va generando intereses y en tal caso no podrás salir de ninguna.
  • Tomar en cuenta la cantidad de dinero que necesitas antes de realizar el préstamo, para no adquirir una deuda que no puedas pagar.
  • Determinar para que fin se va a emplear el préstamo, acordando que vaya a un destino fijo.
  • Si se va a emplear para fines comerciales, diagnosticar si va a producir las ganancias necesarias para el pago de cada cuota.
  • Ejecutar los pagos puntuales de los intereses, en la fecha que la entidad bancaria lo acorde.
  • Adelanta los pagos para abonar dinero al capital y de esta manera quedar con menos cuotas para solventar dicho préstamo.
  • Contar con un fiador o respaldo para cualquier situación inesperada, con el fin de poder liquidar dicha deuda.
  • Principalmente adquirir responsabilidad y honestidad antes de solicitar algún préstamo y obtener una deuda.

Esta serie de aspectos nos dan el patrón necesario para ser un deudor responsable y consumar la deuda del préstamo adquirido. Tomando en cuenta el compromiso necesario de cancelar a tiempo cada cuota para la obtención de cualquier otro préstamo; estableciendo confianza y seguridad para cualquier entidad bancaria a la hora de necesidades futuras.

La dedicación al trabajo y la intención personal de decidir salir de la deuda, con el compromiso de los pagos, es el perfil perfecto que un deudor pueda tener.

¿Qué tipo de préstamo bancario se debe elegir?

Cada vez es más común la utilización de créditos o préstamos bancarios para alcanzar un objetivo. Los préstamos son una actividad financiera que otorga una cantidad de dinero que debe ser devuelta con un pago agregado.

Este pago agregado es denominado intereses, los cuales varían según el tipo de préstamo que se esté utilizando. Es importante, tener claridad a la hora de solicitar un préstamo bancario, saber cuánto puedes pagar mensualmente, cómo se utilizará el dinero solicitado, las diferentes tasas de interés y las distintas opciones.

En esta oportunidad, te brindaremos las mejores herramientas para definir los tipos de préstamo bancario que hay en el mercado.

Préstamos personales o de consumo

Son préstamos que brindan el acceso a pequeño importe de dinero, generalmente tienen un plazo de pago de 1 a 4 años. Hay una pequeña diferencia entre préstamos personales y de consumo, los primeros se orientan a financiar bienes intangibles: viajes y celebraciones familiares.

El caso de préstamos de consumo se orienta a la compra de un bien tangible: muebles, carros y electrodomésticos. La garantía de estos préstamos es personal.

Préstamos estudiantiles

Están orientados al financiamiento de la matrícula de un estudiante. Generalmente dan la oportunidad para cancelar el préstamo una vez culminados los estudios. Son préstamos a largo plazo, generalmente este préstamo tiene bajas tasas de interés. La garantía de estos préstamos es personal.

Préstamos hipotecarios

Son todos aquellos préstamos que involucran un inmueble, la garantía es un inmueble, por lo que la suma que otorga está relacionada al valor del inmueble que se deja en garantía.  Este tipo de préstamos se utiliza para la adquisición de viviendas ya construidas, son préstamos a mediano y largo plazo.

Préstamos comerciales

Son préstamos orientados a satisfacer las necesidades del capital de trabajo, generalmente son préstamos a corto plazo que buscan mejorar la actividad productiva.

Corto, mediano y largo plazo, ¿Qué significa en el caso de préstamos bancarios?

Los préstamos de corto plazo poseen un lapso de 1 a 4 años para cancelar la deuda. Los préstamos de mediano plazo tienen un tiempo para pagar la deuda y sus intereses de 4 a 8 años. En cambio, los préstamos de largo plazo, se estipula que pueden ir de 8 a 40 años.

Recuerda que la utilización de este tipo de herramientas financieras requiere del compromiso del deudor para pagar mes a mes. El préstamo bancario debe estar orientado según las necesidades que deseas solventar.